GraciasMaestro.com.ar
La vuelta del Maestro
El Gráfico - 28 de agosto de 1990.


Estamos dándole gracias al Maestro
Inicio
Trayectoria
Títulos
Archivo
Entrevistas
Goles
Imágenes
Apostillas
Noticias
Links recomendados
Foro
Contacto
Sí, señor, no sirve de nada.
No sirve ya recordar su último partido, aquel 6 de junio de 1990, cuando Boca levantó la Supercopa al ganarle 1-0 a Independiente en Avellaneda. Tampoco que en esta tarde de regreso toó 33 veces la pelota, y dividido por los 84 minutos que jugó (fue reemplazado por Hermes Aldo Desio), provocó un contacto con su amiga cada dos minutos treinta y dos segundos. Que 19 veces estuvo bien jugada, que la administró mal 5, que perdió 1, que tiró 3 paredes, 4 caños, recibió 3 fouls y un grito-reverencia que no se pudo mensurar porque lo transmitió el corazón de su gente.
Todo eso ya es historia consumida. Sólo perdura la esencia y el espíritu: ha vuelto Bochini, ha regresado el Maestro.

“Terminé sin problemas, un poco cansado, por eso pedí el cambio. Anduve bien en el segundo tiemo, cuando tuve más contacto con la pelota, ahí me equivoco poco, lo que pasa es que necesito que me den juego. Me parece que jugamos mejor que Racing, lástima lo del penal...”
Ricardo Enrique Bochini. Él.

-Bocha, una de las razones por las que decidiste seguir era
“...y, quiero jugar la Copa”. Pero Independiente tiene que levantar el miércoles con River un 2-0 abajo. Y vos todavía no apareciste...
- Yo creí que para el primer partido con River iba a estar. Contra el Pepeganga no, seguro. Pero me perjudicó no haber entrenado antes.

- No hiciste pretemporada...
- Pero si yo muchas pretemporadas no las hice. Eso no influye, mi error fue no moverme en Buenos Aires unos días antes, empezar a correr, a hacer fútbol. Por eso ahora me cuesta arrrancar. Le cuesta a uno de 20 años, no le va a costar a uno de 36...

- ¿Estás con ganas?
- Si no las tuviera, sería mejor que no entrara a la cancha. Siempre que vuelvo lo hago con ganas.

- Entonces por qué tardaste en regresar...
- A mí me desmoralizó mucho que Independiente no me haya llamado para hablar de mi contrato. Esa fue la principal causa. Me parece que después de 14 años los dirigentes tienen que venir a decirme: “Tomá tanto, arreglamos, firmá acá, y listo...”. Y yo no tengo que pensar en otra cosa que en jugar. Pero eso no pasó, te dan mil vueltas antes de arreglar. Los directivos, Pedro iso entre ellos, dicen que soy como un hijo para ellos, pero a la hora de ponerse a conversar siempre la cosa se estira...

- Esa película se ve todos los años... Y simepre terminás arreglando...
- ¡Per porque soy yo el que afloja! ¿Cómo un directivo, después de ganar todo lo que gané para Independiente -aparte de darle el fútbol que le doy les di ganancias- no cierre de una vez este tema? Ojo que no estoy pidiendo por los 14 años anteriores, pido por ahora, por lo que valgo. Yo, cuando entro a una cancha, veo que no hay un jugador que me pase por arriba. ¿O sí?

¿Sigue sin gustarte el fútbol que hoy juega Independiente con Solari?
- Ehh... Mirá... No quiero hablar más ya di mi pensamiento, ahora cuando entro a una cancha juego como sé, y me adapto a lo que se quiera hacer. Yo al fútbol lo veo de una sola manera como jugador, y si un día me tocara dirigir mi euqipo va a hacerlo como siempre pensé...

- El otro día Jorge Solari le dijo a Daniel Arcucci que vos le estabas clavando...
- ...un puñal por la espalda. Sí lo leí. Dice que yo, criticando, le pongo la gente en contra. Si es por eso, yo tambi´n podría haber dicho haber dicho que él me clavó un puñal cuando me sacó contra Central en Rosario, por la liguilla (el 30 de mayo de 1990). Me puso en el banco, terminé entrando y jugué todo el segundo tiempo y los 30 minutos de alargue. Ganamos 3-1. Esa actitud a mí no me gustó. Y se lo dije...

- Pero vos criticaste al técnico...
- Lo hice sin intención, y además hay que fijarse el momento: fue antes de empezar el Campeonato, en plena competencia no voy a ahblar porque todos tenemos que tirar para el mismo lado. Además, otra cosa para terminar: si yo le hbiera querido clavar un puñal, pude haber saltado cuando Solari recién llegó y de Independiente se fueron Islas, Marangoni, Reinoso...

- Bueno, Bocha, el miércoles tienen que ganar...
- Yo voy a concentrar, es probable que esté... Me parece que el 0-2 del partido de ida no fue para tanto, en el segundo tiempo pudimos empatar. Ahora no nos queda otra: hay que ganar por más de dos goles...

Señores, ha vuelto el Bocha




1999 -Copyright © GraciasMaestro.com.ar - 2003
Hecho en Argentina