GraciasMaestro.com.ar
Mañana vuelve.
El Gráfico - 24 de diciembre de 1991


Estamos dándole gracias al Maestro
Inicio
Trayectoria
Títulos
Archivo
Entrevistas
Goles
Imágenes
Apostillas
Noticias
Links recomendados
Foro
Contacto

Dirán -la historia a veces miente- que Ricardo Enrique Bochini se fue del fútbol la noche del 19 de diciembre de 1991. También dirán -a veces la historia es fiel- que fue en medio de un espectáculo alucinante, mágico y sublime, frente a una multitud que llegó a las siete de la tarde desafiando la tormenta y se fue sobre la medianoche con la voz ronca, la mirada vidriosa, el alma entristecida.
Dirá que estuvieron todos: los pibes que hoy dirige, sus compañeros de siempre y la gente, su pueblo incondicional envuelto en la bandera roja a la que jamás traicionó, como nunca traicionó sus convicciones, su modo de encarar el fútbol y la vida. La historia describirá momentos y personajes, a veces quedará detenida en el instante aquel cuando el Bocha llegó a la platea en la que estaban su madre y sus hermanos. Temblaron, temblamos.
Contará que hubo señores imperturbables con el rostro surcado por las lágrimas; retendrá la imagen aquella del Maestro -pequeño y enorme- encarando la vuelta olímpica con el corazón palpitante y los brazos erizados en el saludo final a la feligresía emocionada y emocionante.

La historia -que a veces es fiel- lo ubicará en andas, allá en lo alto, con los ojos y la piel de gallina. Qué curioso. Todo esto será cierto y falso a ala vez. Cierto, porque ocurrió. Cierto, porque lo vimos con los ojos y lo sentimos con el alma. Falso, porque el Bocha no se fue. Volverá mañana. cada vez que un pibe atrevido y humilde como él, nacido en la interminable geografía del mejor fútbol del mundo, se anime a tirar un caño, arriesgue un sombrero, deslumbre con una gambeta, intente una pared, sorprenda con un amague, paralice con un freno, apuñale con un pase gol.
Volverá mañana, cuando ese pibe tan atrevido y tan humilde, tan osado y tan tímido, enseñe el camino en su código tan silencioso y austero. No hay dudas. El Bocha volverá cada vez que un mago repita la vieja e inagotable fórmula de sacar un conejo de la galera y nos llene de misterio y emoción.




1999 -Copyright © GraciasMaestro.com.ar - 2003
Hecho en Argentina